16 octubre 2017

Select your Top Menu from wp menus
EducacionUgtWhatsApp

Posición de UGT ante el Decreto Foral sobre el uso de las lenguas propias en las administraciones públicas.

FeSP INFORMA

Posición de UGT ante el Decreto Foral sobre el uso de las lenguas propias en las administraciones públicas.

Estudiado el borrador del  Decreto Foral que la administración nos ha trasladado se observa que, conjugando el concepto de servicio central del art. 2.2 con el art. 25.2 (número y características de los puestos bilingües) queda la sensación de que se persigue considerar como bilingües la inmensa mayoría de las plazas de la administración, lo cual no parece que guarde mucha relación con la realidad lingüística de las zonas mixta y no vascófona de nuestra Comunidad, pues, según los datos facilitados por el propio Gobierno de Navarra, en la primera son vascoparlantes el 11,3% de la población y, en la zona no vascófona lo son el 2,7% de la ciudadanía.

Por otro lado, el borrador recoge que en las plazas no determinadas como bilingües en las cuales el ingreso se realice por concurso-oposición, y en la provisión por concurso de méritos, el euskera será considerado como mérito, y los porcentajes que se aplicarán serán los que figuran en la disposición adicional tercera (ver art. 29, 35, 39 y disposición adicional tercera).

En UGT no dudamos en reconocer como propio y enriquecedor el hecho cultural de contar con dos lenguas en Navarra, pero siempre hemos tenido claro que la conservación del acervo cultural no puede implicar la posible vulneración de otros derechos, como el acceso a la función pública (y a otros muchos puestos de trabajo) en condiciones de igualdad.

Hemos analizado con detenimiento el modelo de administración lingüística que diseña el Decreto Foral y entendemos que vulnera el acceso de los castellanohablantes a la función pública en condiciones de igualdad, dejando también en segundo plano el mérito, la capacidad y la profesionalidad en no pocos casos, tanto en el ingreso como en la contratación temporal, restringiendo paulatinamente el acceso de estos a la administración en una sociedad que habla castellano el 100% de ciudadanía.

Igualmente, resulta evidente que la aplicación de dicho Decreto supondría una paulatina precarización de los derechos laborales del personal funcionario, salvo que se contemple de forma expresa la imposibilidad de remover de su puesto a cualquier trabajador por no tener conocimiento de euskera (a lo cual la administración se ha negado de forma rotunda), además de la progresiva restricción de su movilidad en los concursos de traslado.

Para UGT resulta evidente que para el personal fijo se generarían situaciones de inestabilidad e inseguridad laboral por cuestión lingüística. Por su parte, para el personal contratado tendría el agravante de poder ser despedido, además de una progresiva y significativa reducción en la contratación de personal castellanohablante por parte de la administración.

Tras haber insistido reiteradamente que la introducción de los perfiles bilingües se traten en mesa general la administración finalmente lo ha aceptado, pero todos conocemos que entiende la administración por negociación.

Somos conscientes que nos encontramos ante un asunto muy delicado y sensible, pero con base en los argumentos expuestos desde UGT hemos expresado nuestro rechazo a este Decreto Foral por diseñar un modelo de administración lingüística que no compartimos por alejado de la realidad lingüística de Navarra. Por su parte, los sindicatos CCOO y AFAPNA también lo han rechazado, habiendo recibido el apoyo únicamente de ELA, pues LAB se ha abstenido por considerarlo insuficiente. A pesar de dicha oposición la administración continuará con su tramitación.

Adjuntamos el borrador del Decreto Foral para que lo podáis ver.

Borrador del  Decreto Foral

Seguiremos informando. Federación de Empleados de los Servicios Públicos de UGT-Navarra

 

Noticias relacionadas