EducacionUgtWhatsApp

CONVOCADA HUELGA EDUCACIÓN 9 DE MARZO DEL 2017

CONVOCADA HUELGA EDUCACIÓN 9 DE MARZO DEL 2017

 Enseñanza de FeSP-UGT

Padres de alumnos, sindicatos docentes y organizaciones estudiantiles miembros de la Plataforma Estatal en Defensa de la Escuela Pública han convocado una huelga general en todos los niveles de la enseñanza para el próximo 9 de marzo contra el recurso que el Gobierno del PP presentó ante el Tribunal Constitucional contra la decisión del Congreso de levantar su veto a la iniciativa parlamentaria que pedía la derogación de la LOMCE. Además, exigen al Ministerio de Educación que tenga en cuenta sus reivindicaciones de cara al futuro Pacto de Estado por la Educación, para que sea “social y no solo político”.

La protesta, la tercera huelga general de educación convocada desde la llegada del PP al Gobierno, está apoyada por los sindicatos docentes de CCOO, UGT, CGT y STES; los Movimientos de Renovación Pedagógica; la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa); el Sindicato de Estudiantes (SE); la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (Faest); Estudiantes en Movimiento y el Frente de Estudiantes.

Desde 2013, con motivo de la nueva Ley educativa (LOMCE) impuesta por el PP, en contra del resto de los Grupos Parlamentarios y de la Comunidad Educativa, el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT ha venido manteniendo una campaña continua de movilizaciones que se han materializado en actuaciones diversas, entre las que se encuentran manifestaciones, entrevistas con diversos partidos políticos, acciones de protesta y convocatorias de huelga en el ámbito educativo.

Al tratarse de un asunto que afecta a los distintos sectores que componen la Comunidad Educativa (trabajadores, estudiantes y padres y madres) muchas de ellas, se han realizado en el ámbito de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública.

En estos años, no solamente han sufrido agresiones y recortes los trabajadores y trabajadoras de la Enseñanza Pública, sino también nuestros compañeros y compañeras que desempeñan su trabajo en los centros sostenidos con fondos públicos y la Universidad, amenazada por una seria “contrarreforma” y en la que se ha pretendido implantar un sistema de corte neoliberal que le haga perder la función social que debe desempeñar y que a base de aumentar las tasas y reducir las partidas presupuestarias destinadas a becas, ha venido propiciando la imposibilidad del acceso a los estudios superiores a estudiantes procedentes de la clase trabajadora.

La última huelga general educativa convocada por las Organizaciones Sindicales y en sus ámbitos, por la Confederación de Padres y Madres y las Agrupaciones de Estudiantes se produjo en mayo de 2013 cuando se estaba tramitando la LOMCE.

Como sabéis, la LOMCE contó con el rechazo frontal de la Confederación e incluso, entre las reivindicaciones que la UGT exigió al nuevo gobierno se encontraba su derogación y una nueva ley educativa de consenso.

La nueva situación política derivada de las elecciones de junio de 2016 y la debilidad parlamentaria del Gobierno del PP nos hizo pensar que la situación podía cambiar.

La oposición parlamentaria que se había comprometido con la UGT y otras organizaciones, en propiciar la derogación de la LOMCE sacó adelante una iniciativa para llevarla a cabo. El viernes pasado, el Gobierno presentó recurso ante el Tribunal Constitucional para dejar sin efecto dicha iniciativa; actuando como si siguiera teniendo la mayoría absoluta.

El gobierno ha puesto en primera línea de su agenda política la Educación hablando con insistencia de un Pacto Social y Político. Lo cierto es que por el momento, pretende que el posible acuerdo se establezca exclusivamente en el ámbito parlamentario, incluyendo hasta cuestiones estrictamente laborales, como puede ser el Estatuto de la Función Docente (que ha encargado a personas ajenas a los representantes de los trabajadores y trabajadoras).

Desde el mes de octubre, venimos reclamando el inicio de negociaciones en los distintos ámbitos que componen el sector educativo con el fin de abordar las cuestiones laborales que son competencia de negociación de los representantes de los trabajadores y trabajadoras. No hemos obtenido respuesta.

En estos momentos, creemos que empezarán los trabajos de la Subcomisión de Educación que deberían conducir a establecer las Bases para un Pacto Educativo y de una nueva Ley Educativa de consenso y están empezando las negociaciones del anteproyecto de LPGE, por lo tanto, es el momento oportuno para que el Sector de Enseñanza de FeSP-UGT con el resto de la Comunidad Educativa se movilice por las siguientes razones:

El PP no puede sustraerse a la voluntad mayoritaria del Parlamento de derogar la LOMCE amparándose en el recurso al Tribunal Constitucional.

El Pacto Educativo no puede hacerse a espaldas de los representantes de los trabajadores y trabajadoras.

El Estatuto de la Función Docente solamente puede ser negociado por los sindicatos con legitimidad para hacerlo.

La recuperación económica de la que habla el Gobierno debe llevar a negociar con los sindicatos la reversión de los recortes que ha sufrido la Educación, el aumento de las plantillas, la recuperación de la carga lectiva anterior a 2012, la disminución de las ratios y la consolidación del empleo en el sector, entre otras cuestiones.

Además debe incrementarse la inversión en Educación que permita abordar políticas tendentes a atender a la diversidad y a la compensación educativa, para alcanzar niveles de equidad que hemos perdido en los últimos años. Así como, establecer medidas contra el abandono escolar temprano y el fracaso escolar.

Debe convocarse con urgencia, la Mesa General de la Enseñanza Concertada.

Se debe garantizar la financiación adecuada de la Universidad, garantizar el acceso de los estudiantes sin discriminación por motivos económicos, con una política de becas y adecuación de las tasas. La negociación con los sindicatos de los criterios de acreditación del profesorado universitario y planes de empleo que acaben con la alarmante tasa de precariedad en la universidad española.

Entendemos pues, que hay suficientes motivos para la HUELGA. En estos días, las Organizaciones Sindicales acotaremos el alcance de la convocatoria porque pueden producirse algunas novedades en la negociación en alguno de los ámbitos. El Ministerio nos ha anunciado ayer que en breve, reunirá a la Mesa Sectorial de Universidad para establecer los temas de negociación.

Así mismo, va a constituirse una comisión en la ANECA para negociar los criterios de acreditación del profesorado universitario. De producirse esto, solamente los alumnos mantendrían la convocatoria en la Universidad. Los sindicatos convocaríamos al resto de niveles y etapas.

La Educación es cosa de todos. Vamos a trabajar por la movilización. Seguiremos informando.

Noticias relacionadas